jueves, 27 de junio de 2013

Mamá, los jefes de la seño no piensan en nosotros.

Me váis a permitir un huequecito entre entradas sobre nuestra clase para colgar una reflexión que aparece en un conocido foro de docentes de nivel nacional y que refleja mi sentir personal.

Deciros antes que no tengo palabras para expresar mi agradecimiento a las familias de mis, sí, mis niños (con vuestro permiso, los hago un poco míos porque realmente lo han sido y ójala pudieran seguirlo siendo). Y que con este copia-pega, manifiesto un poco cierta frustación que no puedo evitar sentir.

Luego seguiremos con muchas más cositas divertidas.




"MAMÁ, LOS JEFES DE LA SEÑO NO PIENSAN EN NOSOTROS"

Esto fue lo que dijo una niña cuya seño envían obligatoriamente a otro colegio.

Es una de las mejores profesionales que he conocido en mi vida. Forma parte de un equipo directivo. Es una máquina de trabajar. Se ha ganado a pulso el amor de los niños. Da clases como nadie. Es eficaz y eficiente. Y su trabajo se manifiesta en los estupendos resultados de los niños, no solo a nivel de aprendizaje sino de autonomía, educación, valores, hábitos sociales..., etc.


Todos los docentes estamos obligados a cumplir unas reglas en base a unos criterios definidos claramente (y defendidos por los sindicatos), donde se nos considera unos simples números y no existe la base personal sobre la que se asienta nuestra labor que precisamente se trata de todo lo contrario: El material con el que trabajamos, los niños, no podemos considerarlos como números sino como personas que son.

¿Y qué ocurre? que en muchísimos colegios existe una gran cantidad de docentes que quieren quedarse, padres que quieren que te quedes, equipos directivos quieren que te quedes, y sobre todo, niños que quieren que te quedes.

¿Por qué no? ¿por qué quitarle esa verdadera calidad a la educación? de muchos coles se van verdaderos tesoros en capital humano.

Al final siempre pasa lo mismo. Son los niños quienes acaban perdiendo.

Así lo decía esta niña: "Mamá, los jefes de la seño no piensan en nosotros"

Tiene toda la razón.




Un beso a todos.